Mi cuerpo me habla III: Candidiasis y represión sexual

  • por

Índice

Síntomas de la Mujer que se reprime

El placer es algo, que, como sabes, forma parte de tu condición física, de tu concepción de Mujer, de tu conexión con la ciclicidad que sigue tu Útero. El orgasmo conecta a los cuatro arquetipos menstruales, despertando la energía activa de La Doncella, el amor de La Madre, la sensualidad erótica de La Hechicera y la necesidad de liberación de La Bruja. La petite mort es una transmutación personal a través del placer. ¿Por qué negarlo entonces?

 

Un poco de filosofía menstrual

Seguro que has escuchado hablar de nuestras luces y nuestras sombras, normalmente entendido como nuestra parte bonita y aquella que no nos gusta. También las luces pueden representar las cosas que son visibles o de las que tenemos conciencia y las sombras aquellas que desconocemos y que habitan en el inconsciente. Incluso las que, aún sabiendo que existen, no queremos ver. Cuando trabajamos con meditación para aprender a abrazar nuestra sombra, lo que hacemos es enfrentarnos a ella y aceptarla.

fases menstruación hechicera terapia y empoderamiento menstrual

Son polaridades del mismo concepto

Todo tiene sus luces y sus sombras, las cuales se complementan y necesitan para existir, para ser. Como dicta El Kybalión, como es arriba es abajo, como es abajo es arriba. Arriba y abajo es como luz y sombra, polaridades del mismo concepto que definen un estado concreto del mismo.

 

Entendemos la sombra porque conocemos la luz y viceversa.

Las dos fases de luz lunares corresponden al proceso previo y auge de la ovulación. Son las fases en las que estamos más alegres, con más ganas de salir, activas, mientras que las fases de sombra se corresponden con el proceso menstrual. ¿Cuántas veces no te habrán dicho cuando estás de mal humor que seguro que te está por bajar la regla? O, para empezar a introducir el tema principal de este artículo, ¿Cuántas veces no te habrán dicho cuando estás de mal humor que lo que necesitas es “que te echen un polvo”? Entremos a conocer y analizar los síntomas propuestos, pero te adelanto algo: cuando estás en armonía contigo misma, no eres una reprimida, eres una Diosa Incomprendida.

Anorgasmia: la desconexión de mis Arquetipos

La anorgasmia es la ausencia de orgasmo pero no de placer. Porque la mujer anorgásmica siente placer cuando la tocan, pero  cuando llega el momento de sentir la liberación del orgasmo, se bloquea y “se enfría”. 

El orgasmo representa la apertura de todos los centros de energía del cuerpo, es decir, los chakras, y como vimos antes, en nosotras supone también la activación simultánea de todos nuestros arquetipos menstruales. Cerrarnos a esta apertura supone, por un lado, la negación a experimentar esta recepción y catarsis energética, porque no soy merecedora de estos dones, y por otro lado, el castigar a nuestr@ compañer@ sexual. No me permito disfrutar con otra persona y tampoco le doy a ella el privilegio de acompañarme al éxtasis. No me fusiono con la otra persona, y por ende no comparto ni recibo de ella.

¿Cómo solucionamos una anorgasmia? Cada caso es especial y necesita acompañamiento terapéutico, pero básicamente la idea es permitirse recibir placer en nuestra vida cotidiana. Para recibir cualquier tipo de placer del otro, debo primero aprender a dármelo yo mismas. Relájate y suelta el control.

Como nos dice Miranda Gray en la formación de Moon Mother: una mujer realiza la Bendición o Sanación de Útero, la otra, simplemente, relax and enjoy (se relaja y disfruta)

Frigidez: la ausencia total de placer

La ausencia total de placer en las relaciones sexuales proviene de una “decisión” más o menos consciente que la mujer tiene de evitar el placer. En estos casos solemos consultar el árbol genealógico de la persona para conocer la relación entre las ancestras y el placer sexual. Podemos encontrar mujeres rígidas o muy estrictas, miedos a mostrar calidez y por tanto vulnerabilidad, represiones sexuales o engaños con amantes.

El placer se asocia con el pecado, con algo incorrecto y sucio. También habla de perder el control, de dejarse llevar, de no actuar desde la mente y sí desde la emoción. Ten en cuenta que, cuando no nos permitimos liberarnos y soltar el control mediante el placer, lo haremos con otra expresión que nos lo permita de una manera más justificada a nuestro sistema de normas y creencias: comiendo en exceso, con alcoholismo, con crisis incontroladas. 

Es también otra forma de no conectarnos con nuestr@ compañer@ sexual, de no permitirle acompañarnos a nuestra pérdida de control.

¿Cómo solucionamos una frigidez? Nuevamente cada caso es especial, y recurriremos al acompañamiento terapéutico, pero la base aquí será concedernos el derecho que tenemos por nacimiento de sentir placer y permitirnos por tanto renacer en cada acto de estimulación positiva.

 Un orgasmo no se tiene, se aprende a tenerlo, o mejor dicho, se aprende a permitirse obtenerlo.

Valérie Tasso

 

Sexo durante la regla Terapia y Empoderamiento Menstrual

¿Y qué mejor forma de empezar a aprender  que una deliciosa infusión?

Apunta: jengibre, arándanos, canela, pimienta, menta, girasol, manzana. ¡Un té especiado tipo chai activa el calor en todos los sentidos!

Candidiasis: el asco sexual

Cándida, término usado para una persona ingenua, inocente. De origen latino, este término se traduce como brillo por su pureza e incandescencia. Evidentemente, esto se explica por el color blanquecino de esta levadura infecciosa vaginal, porque el significado emocional alude justamente a todo lo contrario.

La candidiasis, nombre que recibe la infección vaginal provocada por la cándida, está relacionada con experiencias de carácter sexual, haya habido o no contacto físico, en las que me he sentido culpable y sucia. Quizás cedí contra mi voluntad en alguna práctica con mi amante, o abusaron físicamente de mí, o me sentí abusada. Sea como fuere, el resultado es que no manifesté mi malestar, no me pude defender, y a la vez que me convertí en la víctima me siento culpable por haber provocado o formado parte de esa situación. Si sé desde pequeña que si salgo con minifalda me pueden violar, en el momento que me ponga una minifalda y salga a la calle, si me violan, seré víctima y culpable al mismo tiempo. No me cuidé, provoqué esa situación, por lo que solo puedo sentir vergüenza y asco hacia mí misma. Mi sexualidad está putrefacta, tanto como la levadura espesa y a veces maloliente que mi vagina está vomitando.

El mensaje de la candidiasis

Una Mujer que se siente culpable por vivir experiencias sexuales que no desea pero de las que se siente responsable tiende a reprimir su sexualidad o a (mal)expresarla en exceso. En ambos casos, la Mujer se negará su propio deseo y castigará su naturaleza sexual, porque se negará por completo a ella o porque se dedicará a volcarse en el placer de su amante sin tomar el suyo en cuenta, no permitiendo incluso recibirlo, porque no es merecedora de él, no se lo ha ganado. Porque su cuerpo está sucio. Es posible que la persona con la que comparto cama me haga daño emocionalmente, como ya me hicieron antes, por lo que la cándida acude a protegernos para que las relaciones sean dolorosas y que la irritación y la sensación de suciedad alejen a la persona “agresora”.  Me niego de esta manera no sólo el placer sexual, sino la apertura hacia la otra persona y también hacia mí misma. Si no recibo en plenitud, tampoco daré de la misma manera. Podré ser la mejor amante, pero daré desde la carencia de que no quiero sentirme rechazada.

¿Cómo sano mi candidiasis? La palabra clave es perdón. No soy culpable de las memorias que me mortifican, soy tan víctima de las mismas como todos los implicados en ellas. Y más que víctimas, somos supervivientes y en base a ello lo hicimos lo mejor que supimos en ese momento.

Regálate una infusión de hierbas sanadoras para el alma femenina, como melisa y hierba luisa, y acomapaña con flores de Bach como Agrimony y Pine.

arquetipo hechicera fase premenstrual Terapia y Empoderamiento Menstrual

La Diosa Incomprendida

Como Mujer que soy, tengo todo el derecho de ponerme una minifalda y salir a la calle sin miedo.

Son los demás los que no tienen derecho de invadir mi espacio y mi cuerpo No soy responsable y mucho menos culpable de ceder sexualmente, porque nos han enseñado a ser complacientes.

Sólo tengo que conocer cuáles son mis límites y practicar un ejercicio de amor puro hacia mí misma, para que cuando mi cuerpo y mi alma digan no, que así se cumpla.

Soy merecedora del placer, tanto que una parte de mi bella vulva sólo sirve para despertarlo. 

No hay historia sexual que pueda manchar mi expediente de vida si sé mirarlas y extraer el aprendizaje de ella, siempre bajo la premisa de hice (o no) las cosas lo mejor que pude y supe en ese momento. 

Merezco mi perdón y mi abrazo incondicional, no  me expongo a recibir una lapidación a modo de castigo porque no son los demás los que me van a tirar piedras, sino que yo misma me las arrojaré y proveeré al resto de aquello que más daño me haga para que me ayuden a castigarme. Soy cándida, soy luz pura y radiante, y como tal, merezco, acepto y abrazo el perdón, el placer y el amor incondicional.

Las fases de sombra u oscuras, las de transformación y revelación, son las más poderosas para nosotras a nivel interno y al mismo tiempo las menos aceptadas por la sociedad. Podemos verlo de muchas maneras, como la idea inconsciente de que cuando la Mujer se encuentra  a sí misma y reconoce su poder en las fases oscuras de renovación, alquimia e intuición, el sistema patriarcal tiembla porque espera de nosotras Doncellas y Madres que cada vez se parecen menos a nuestros arquetipos de luz, mientras que la Diosa en sus fases de noche es tachada de peligrosa porque invoca las energías del Mal, es decir, se mira a Sí Misma y no al hombre, al que baja del pedestal falocéntrico en el que lo había situado para colocarse ella con su Útero Sagrado. ¿Sabes qué conclusión saco yo de todo esto? Diosa Incomprendida, Diosa Empoderada.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Lorena González Godoy
Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la consulta que realizas en este Blog.
Legitimación: Tu consentimiento explícito de que quieres recibir esta información
Destinatarios: Los datos que me facilitas están en mi servidor de web y email IONOS y en los servidores de Google Drive, todos ellos que cumplen con la RGPD
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en lorena@empoderamientomenstrual.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.