La Bruja

Dedico la primera Luna Nueva del blog a hablar del arquetipo de La Bruja, también llamada Anciana o Sabia. Aunque ya realicé una pequeña introducción sobre este arquetipo, en esta ocasión quiero dedicarle una entrada en exclusiva.

 

¿Quién es La Bruja?

La Bruja se corresponde con la introspección y limpieza . Tras el periodo exploración y experimentación que supone la premenstruación,  la energía del Útero se vuelca en depurar y soltar. 

La Bruja se relaciona con el retiro, en el que se hace un balance del ciclo y se desecha todo aquello que no será necesario a partir de ese momento. Desciende la energía física, predomina la calma y la necesidad de soledad. Es el momento de aceptar el pasado  puesto que se experimentará una sensación de pérdida.

Se experimenta una pequeña muerte con duelo,  la destrucción desde los cimientos, pues la Bruja viaja a los niveles más profundos de su conciencia, donde integra los cambios y crece y evoluciona a partir de ellos.

 

 

En cuanto a la sexualidad, la Bruja es espiritual. Los orgasmos con ella son intensos, porque es capaz de conectar a la Mujer con sus cuatro arquetipos: la actividad de la Virgen, la entrega de la Madre, la pasión de la Hechicera y la liberación de la Bruja. 

La  Bruja se manifiesta durante la fase menstrual. En un ciclo menstrual regular, serían todos los días que dure el sangrado, suponiendo el fin de un ciclo. 

La Bruja es una Mujer conectada consigo misma, con su propia sabiduría. Se conecta con aquello que la representa, sus fetiches, símbolos y amuletos. Se alimenta de lo que quiere, porque es lo que necesita. Se muestra hasta donde ella desea, creando así su propio mundo.

La estación ligada a la Bruja es el invierno, relacionada el recogimiento introspectivo. Su color es el rojo y las fiestas wiccanas son Imbolc y Yule.

Si te gusta meditar con diosas, para conectar con la Bruja puedes elegir a la que para ti la represente. Algunas de ellas son Hécate, diosa griega relacionada entre otras cosas con los partos (¿y no es acaso menstruar parir lo que desechamos?) y la brujería, e Isis, diosa egipcia considerada como Gran Madre dadora de vida (sin menstruación no hay vida) y Gran Maga. En  los cultos de los Orixás (Batuque, Candomblé y Santería, entre otros) la Orixá que se corresponde con la Bruja es Iemanjá. Mujer de agua, principio femenino y base de la vida. Es el amor puro e incondicional. Rige el agua salada de los mares y océanos y la luna. Iemanjá cría a los hijos con amor pero con disciplina, deja espacio para que la criatura se convierta en un ser independiente, con una esencia dominante y a veces autoritaria (como es ella). Aunque se ha quedado embarazada, parir no está entre sus habilidades, normalmente cría hijos nacidos de otros vientres. Como madre protectora, acerca todo aquello que es bueno o necesario en la vida de sus hijos pero también retira lo que sobra o cumplió su función, todo ello sin miramientos. Es una mujer sabia e introspectiva, pues posee el don de la intuición y del conocimiento de las ciencias esotéricas. 

 

Iemanjá, Reina Sirena del Mar. Imagen extraída de Google Images

 

Y tú, ¿reconoces a tu Bruja? ¿Cómo la vives? ¿Qué diosa o diosas te gustan para este arquetipo?

2 comentarios sobre “La Bruja

  1. No sé que arquetipo de Bruja o diosa soy, es cierto que estoy muy apegada a la madre tierra,naturaleza,tengo despierta la intuición pero no mucho mas poderes.
    Gracias por vuestra enseñanzas, las leo con gusto.

    1. Eres Bruja cuando hay Luna Nueva, Guerrera en Creciente, Madre en Llena y Hechicera en Menguante. Poderes, todos los del Sagrado Femenino, en tu caso además doy fe. Gracias por estar siempre ahí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *