Imo, la centésima mona

Si hay un libro que nos sirve de base y pilar a quienes hemos abierto alguna vez un Círculo de Mujeres es El millonésimo círculo, de Jean Shinoda Bolen. Lectura casi ritualística en estos espacios suele ser la historia del centésimo mono, para explicar y entender cómo un círculo nace, se manifiesta y se expande.

 

Las memorias colectivas

La teoría del campo mórfico de Sheldrake dice que existe una memoria colectiva debido a que todos estamos unidos al mismo campo mental, por lo que, cuando sucede algún acontecimiento crítico o decisivo, las consecuencias de dicho cambio afectan a todos los integrantes del campo mental. Tanto los seres humanos como los demás animales y plantas participan de esta memoria colectiva. El cambio introducido provocará un nuevo patrón de conducta que se integrará en todos los componentes porque resuenan con la egrégora, el campo energético, creado y compartido. En otras palabras, estoy hablando del inconsciente colectivo de Jung.

 

Imo, la pionera

Imo es una mona que alteró la memoria colectiva de su raza a raíz de un cambio de comportamiento espontáneo. Resulta que tanto ella como su comunidad eran objeto de estudio para un grupo de científicos. Una serie de islas de Japón estaban ocupadas por diferentes colonias de monos, y para poder realizar sus investigaciones, los científicos les arrojaban boniatos para que los monos bajaran de los árboles y así verlos en su totalidad. En una ocasión, Imo, supongo que hallándose en su fase de Doncella, realizó una acción pionera: mojó su boniato en el mar con el fin de limpiarlo de arena y pesticidas, y se lo comió, descubriendo el delicioso sabor que la sal daba al tubérculo. Le gustó tanto que decidió enseñárselo a su familia, propagándose el descubrimiento rápidamente por toda la isla y convirtiéndose en costumbre. 

Los científicos descubrieron que los monos aprendían por imitación, pero lo realmente sorprendente fue descubrir que, otros monos de otras islas, empezaron de repente a lavar también sus boniatos en el mar, como si llevasen toda la vida haciéndolo. No fue Imo quien les enseñó personalmente, pero sí que provocó con su acto pionero este cambio de actitud más allá de su comunidad. Entonces sí podemos decir que fue Imo quien les enseño.

Imo es la centésima mona, la que inclinó la balanza cuando al realizar algo que se salía de su rutina y confort provocó que toda la comunidad cambiase. Un pequeño cambio puede provocar otros enormes. Y un montón de pequeños cambios, un montón de centésimos monos imagina todo lo que pueden llegar a mover.

 

 

El millonésimo círculo

El círculo de mujeres (o mixto, el que resuene contigo) al que asistas será el millonésimo de tantos que  han surgido antes, desde tiempos inmemoriales, y te aseguro que no será el último. El Círculo al que asistes es consecuencia de la acción de Imo, y muy probablemente tu Círculo será otra centésima mona más. También puedes ser tú Imo, si abres otro círculo a consecuencia de haber estado en alguno o porque has leído El millonésimo círculo y te has inspirado.

 

El círculo ancestral

Cada vez que abrimos un círculo, al ser el millonésimo, estamos invocando a los círculos que fueron abiertos y a todos sus integrantes. Cada círculo tiene memoria colectiva, y al ser invocados traen esas memorias consigo. Es por ello que los círculos son ancestrales, porque traen las voces del pasado y se integran en el presente, y lo que hagamos y digamos en el círculo quedarán plasmado como memoria ancestral para los círculos que se abrirán después y a partir del nuestro. Si lo piensas, ¡los círculos son contagiosos!

Para abrir un círculo, no necesitas más que sentir la llamada en tu interior. Si tienes ese deseo, es porque el arquetipo del círculo y todas las voces y memorias que éste acumula te están llamando. Escucha y sigue ese pedido y no te preocupes de organizar y facilitar un mejor  o peor círculo, simplemente ponte en acción, porque tal y como salga será perfecto. ¡No puede ser de otra manera!

 

 

Mi círculo en mí

En el círculo, lo único que hay que hacer es ser una misma. Vamos al círculo para ser nosotras mismas, y así nutrir y nutrirnos de todas las personas presentes. Buscamos el bienestar, el apoyo y la comprensión de quienes quieren vivir lo mismo y crear comunidades más sanas y puras. En el círculo se puede meditar, realizar alguna actividad conjunta como tejer (las Mujeres tejemos lazos de sororidad), escucharnos unas a otras o reírnos. El círculo se va manifestando y va dando carácter al grupo. Se inicia cuando así se siente y decide, se realizan las sesiones que se pidan por parte de las integrantes, y cuando llega a su fin, se cierra con todo el amor incondicional del Universo. Todo lo que en él pase es sagrado y pasa a formar parte de las memorias colectivas del círculo. 

 

Cierra los ojos, llévate las manos al corazón, toma una respiración profunda y pregúntate: ¿Te están llamando las memorias ancestrales del círculo?

Meditaciones Estacionales de Útero

El Útero, como ya sabes, vibra con las fases lunares y también con las estaciones del año. Cada estación ofrece diferentes energías y propiedades sanadoras que nos ayudan a conectarnos con nosotras. Nos fijamos en los arquetipos y fases lunares, los puntos cardinales, los cuatro elementos y en la representación simbólica de la propia estación. Para ello, te presento un programa de un año de duración basado en la realización de cuatro meditaciones, una por estación, para conectar y sintonizar el Útero con el ciclo de la naturaleza. ¿Te apetece conocerlas? 

 

La Meditación Invernal de Útero

En esta meditación trabajamos con las guardianas del Norte y del elemento Tierra. En ella, conectamos con el arquetipo de la Bruja o Anciana, la cual nos invita a conectarnos con nuestra sombra, con esa parte interna que no queremos ver, para depurar aquello de lo que nos queramos desprender. Aprovechamos para cortar lazos con aquellas personas a las que no queremos más en nuestra vida, y una vez que hemos sanado nuestra parte más oscura aportando luz, recibimos un mensaje de nuestra Bruja interior.

Esta meditación inicia el ciclo de las Meditaciones Estacionales de Útero, porque en ella es donde más limpiamos y nos descargamos, para empezar a crear a partir de Primavera. Debe realizarse en Luna Nueva, aprovechando la oscuridad de la Luna para conectarnos con la nuestra propia.

 

La Meditación Primaveral de Útero

En esta ocasión trabajamos con las guardianas del Este y del elemento Aire. En ella, conectamos con el arquetipo de la Doncella, Virgen, o Guerrera, para impulsar la energía de movimiento hacia el proyecto que queramos emprender. Terminamos de limpiar los restos que puedan haber quedado o surgido posterior a la meditación de Invierno y nos centramos en aquello que queramos crear. Visualizamos nuestro sueño y corremos como Guerreras hacia nuestro objetivo.

Esta meditación se realiza en Luna Creciente, aprovechando la energía del despertar y el inicio del ciclo.

 

La Meditación Estival de Útero

Las guardianas que nos acompañan son las del Sur y del elemento Agua, y nuestro arquetipo será la Madre, la cual nos conectará con la abundancia, el amor incondicional y la creatividad. En este encuentro trabajaremos con el linaje materno, al cual vamos a reconocer y honrar.  Como regalo, nuestras ancestras nos dejarán su bendición y la conexión plena con la energía sagrada femenina. Tras ella, es una buena idea realizar el Rito 13º del Útero Munay-ki.

Esta meditación se realiza en Luna Llena, aprovechando la energía de su luz radiante y próspera.

 

La Meditación Otoñal de Útero

Cerramos el ciclo con las guardianas del Oeste y del elemento Fuego, y con el arquetipo de la Hechicera o Chamana, que nos ayudará a equilibrar y hacer balance del proceso intenso de limpieza, iniciativa y plenitud que habremos vivido durante todo el año. En esta ocasión revisaremos cada uno de nuestros chakras, deshaciéndonos de cada uno de las ideas, pensamientos, creencias y experiencias que ya nos son caducas, para así reforzar aquéllo que nos quedamos, lo que queremos conservar.

Esta meditación se realiza en Luna Menguante, aprovechando la energía de la transmutación y la intuición.

 

Tras este ciclo, volvemos a abrir otro, nuevamente de invierno a otoño, pero te aseguro que esa segunda vuelta no será igual que la primera, removeremos con nuevas energías y depuraremos a diferentes niveles. ¿Me acompañas este invierno a realizar este viaje hacia nuestro interior?

Burning Times- Elaine Silver

La canción Burning Times (Tiempos de quema) habla de la época en la que las Mujeres sabias se reunían en covens, aquelarres, para honrar a la Diosa. Sanadoras  y maestras de la Tierra, fueron perseguidas y quemadas en masa cuando la religión patriarcal alcanzó el poder y se impuso mediante la dominación del pueblo. Las voces de las nueve millones de Mujeres que murieron en esa caza de Brujas aún se escuchan en las herederas de las supervivientes, y el homenaje a la Diosa y sus múltiples nombres se canta en uno de los mantras wiccanos más populares, donde se recoge el nombre de diferentes manifestaciones de la Diosa en diferentes culturas y tradiciones del mundo:

                               Isis, Astarte, Diana, Hécate, Deméter, Kali, Inanna.

Te dejo el link para que puedas escuchar Burning Times y  también la letra en versión original y su traducción al español.

https://www.youtube.com/watch?v=YG7KmjfMQIw

BURNING TIMES- TIEMPOS DE QUEMA

In the cold of the evening, they used to gather
Solían reunirse en el frío de la noche 
neath the stars in the meadow, circled near the old oak tree.
en el prado,bajo las estrellas, formaban un círculo cerca del viejo roble. 
At the times appointed by the seasons
A las horas señaladas por las estaciones. 
of the Earth and the phases of the moon.
de la Tierra y las fases de la luna.

In the center, often stood a woman,
Solía destacar una Mujer en el centro, 
equal with the others, respected for her worth.
igual que las otras, respetada por su valor. 
One of the many.. we call the witches,
Una de las tantas llamadas brujas, 
the healers, the teachers, of the wisdom of the Earth.
las sanadoras, maestras, de la sabiduría de la Tierra.

And the people grew in the knowledge she gave them,
Y la gente creció en el conocimiento que ellas les daban, 
herbs to heal their bodies, smells to make their spirits whole.
hierbas para sanar sus cuerpos, olores que llenaban a sus espíritus.
Hear them chanting healing incantations,
Las escuchaban cantar conjuros curativos, 
calling for the wise ones, celebrating in dance and song.
llamando a las sabias, celebrando con danzas y cantos.  

Isis, Astarte, Diana, Hecate, Demeter, Kali, Inanna.

There were those that came to power, through domination.
Llegaron aquellos que alcanzaron el poder mediante la dominación.
They were bonded in their worship of a dead man on a cross.
Unidos en su adorción a un hombre muerto en una cruz.
They sought control of the common people,
Buscaron el control de la gente común,
by demanding allegiance to the Church of Rome.
Exigiendo lealtad a la Iglesia de Roma.

And the Pope, he commenced the inquisition,
Y el Papa comenzó la inquisición,
as a war against the women, whose powers they feared.
como una guerra en contra de las mujeres, cuyos poderes temían.
In this holocaust, in this age of evil,
En ese holocausto, en esta era del mal
nine million European women, they died.
murieron nueve millones de Mujeres europeas.
And the tale is told, of those who by the hundreds,
Y se cuenta la historia de las que por centenares, 
holding hands together, chose their deaths in the sea.
tomadas de la mano, eligieron su muerte en el mar.

While chanting the praises of the Mother Goddess,
Mientras cantaban las alabanzas a la Diosa Madre,
a refusal of betrayal, women were dying to be free.
una negativa a la traición, las mujeres morían por ser libres.

Isis, Astarte, Diana, Hecate, Demeter, Kali, Inanna.

Now the Earth is a witch, and we still burn her
Ahora la Tierra es una Bruja y todavía la seguimos quemando
stripping her down with mining, and the poison of our wars.
desnudándola con la explotación y  el veneno de nuestras guerras.
Still to us, the Earth is a healer, a teacher, and a mother.
Aún para nosotros la Tierra es sanadora, maestra y madre.
A weaver of a web of light, that keeps us all alive.
Tejedora de una red de luz, que nos mantiene vivos.
She gives us the vision to see through the chaos.
Nos da la visión para ver a través del caos.
She gives us the courage, it is our will to survive.
Nos da el valor, nuestra voluntad de sobrevivir.

Isis, Astarte, Diana, Hecate, Demeter, Kali, Inanna

Descansa, todo va bien

Tu Útero es un lugar para guardar memorias de amor, para crear vida, para dar luz

Las historias de dolor relacionadas con ser Mujer, las vivencias de nuestras Ancestras, todas ellas las guarda nuestro Centro de Poder, nuestro Caldero Sagrado que merece ser vaciado y purificado.

Tu Útero es tu segundo corazón, flanqueado por los ovarios que te recuerdan tu función como Mujer y tu capacidad de reproducción, y no sólo hijos, sino también ideas y proyectos.

Recuerda que la menstruación es un parto donde soltamos, dejamos ir y fluimos con la vida.

La Diosa custodia y mima tu Útero, lo observa desde fuera y al mismo tiempo habita en él. Lo ilumina y colorea con los tonos que tú desees ponerle, y hace que ese espacio sea tu sanctasanctórum, tu verdadera zona de confort a la que puedas acceder siempre que lo desees.

 

No hay sendero más hermoso que el que me lleva hacia mí misma

 

Este centro de creación es tu base de abundancia

En él habita tu luna con sus cuatro fases, habita tu flor de belleza, habita tu sabiduría y tu energía creadora.  Y este centro se expandirá hasta donde tú desees que lo haga, recuerda que tiene raíces y que sus límites pueden ser ilimitados.

Los motores que activan el funcionamiento de tu Útero son de tecnología sencilla: Amor, Alegría, Belleza, Intuición, Prosperidad, Compasión y Fluidez. Sólo tú eliges cuántos quieres activar y cuándo deseas hacerlo. No hay prisa, sólo escúchate.

Sabiendo que esta máquina armoniosa trabaja dentro de ti, incluso cuando no tienes útero, porque no tener el órgano no te hace no tener Útero, puedes relajarte con la tranquilidad de saber que, cuando algo necesite tu Útero, la Diosa te hará llegar el mensaje. ¿Qué puede salir mal?

 

Descansa, abandónate en la paz que te ofrece tu Útero. Todo va bien.

 

Plenopausia: La Coronación de la Chamana

Llegar al final del ciclo biológico de la menstruación supone para muchas mujeres el final de una etapa asociada a la juventud, a la actividad sexual puesto que se tiene la creencia de que baja la líbido. Ya no soy una mujer activa, ya no podré tener hijos independientemente de que los desee o no, mi vejez ha decidido por  mí. Sufriré sofocos, engordaré, seré carne de osteoporosis, y un sinfín de males más que colaborarán a sumirnos en una profunda depresión de menopausia  y ocaso.

Para llevar mejor los síntomas desde la perimenopausia (los años previos a la propia menopausia donde empieza a descender la producción de estrógenos, una de las hormonas más importantes ligadas a nuestro ciclo menstrual) es conveniente dejarnos ayudar por un@ profesional, como un@ ginecólog@, además de seguir pequeñas pautas como cuidar un poco nuestra alimentación (el calcio es un gran aliado para nuestros huesos), descansar, practicar meditación, hacer ejercicio moderado como salir a caminar por la orilla del mar para beneficiarnos del exfoliante que le regalaremos a nuestros pies y el aporte de yodo y sodio que nos dará el agua marina. Y sobre todo, lo que más nos va ayudar es cambiar el enfoque pesimista de la menopausia y darle un giro apoteósico: en vez de entrar al ocaso de la menopausia, tras la menstruación la Mujer se corona abrazando la Plenopausia.

 

Elijo alimentarme de Amor y Belleza, por eso, me Elijo a Mí Misma

 

Tu nuevo término aliado: Plenopausia

¿Por qué utilizo este término? Porque la Plenopausia supone también el fin de la vida menstrual, pero en vez de como una pérdida de un símbolo muy representativo de la feminidad (aunque no nos haya gustado tener la regla), es una subida de status personal: paso de ser cíclica a alcanzar mi madurez emocional, ya no necesito conocerme durante las cuatro fases que dura mi ciclo y depurar cada mes lo que ya no necesito. Soy Plenopaúsica precisamente porque soy una Mujer Plena. Y si en algún momento necesito regirme con los arquetipos, sabré reconocerlos en mí o simplemente miraré a la luna y me sincronizaré con ella.

 

La Coronación de La Chamana

Hay un Rito de Paso precioso para este momento, cuando la mujer decide asumir su status de plenopáusica, y se corona como Chamana, otro de los nombres que recibe el arquetipo de la Hechicera. Podría decirse que, de manera natural, la plenopaúsica adopta este arquetipo puesto que es el que se mira más adentro, el que más convive consigo misma. De alguna manera, la Chamana reúne las virtudes de los demás arquetipos aunque tomando conciencia de que todo parte de ella y finalmente también es para ella: es activa como la Doncella, es creadora como la Madre y destructora como la Bruja. Es el arquetipo de la transmutación.

En este rito antes nombrado, la mujer plenopaúsica inicia un viaje hacia sí misma donde se conecta con su oscuridad y sus sombras para liberarse de ellas y volver a nacer como  una Mujer Plena y Consciente, que se ama y que se elige a Sí Misma.